Recordemos un clásico de nuestra época… sin ser nada de eso yo.